¿Qué es la Técnica regresiva reconstructiva?

La Técnica Regresiva Reconstructiva es un método de sanación emocional. Consiste en encontrar los conflictos emocionales aún no resueltos que se encuentran atrapados en el inconsciente.

Nuestro cerebro realiza sus funciones moviéndose en cinco tipos de ondas cerebrales que vibran en diferentes frecuencias:

• Ondas Gamma, son las ondas que laten más rápido, su oscilación es de 30Hz por segundo.
• Ondas Beta, su oscilación va desde los 30Hz hasta los 14Hz, es el estado de vigilia, durante el día, cuando estamos despiertos.
• Ondas Alfa, su oscilación va desde los 14Hz hasta los 7Hz.Es un estado de relajación, de duermevela, cuando estamos meditando.
• Ondas Theta, su oscilación va desde los 7 Hz y los 4Hz.Es el estado que alcanzamos justo antes de dormirnos. En este estado se produce un alto grado de creatividad y emotividad.
• Ondas Delta, oscila desde los 4 Hz hasta los 0Hz.Es un estado de inconciencia. Sueño profundo.

Para encontrar los conflictos emocionales no resueltos, usamos una relajación profunda. 

Es mediante esta relajación profunda que logramos el tipo de ondas cerebrales que necesitamos para poder trabajar con la Técnica Regresiva Reconstructiva, que son las ondas Theta. Cuando nos encontramos en ondas Theta, se produce un Estado Ampliado de Conciencia, el cual facilita la comunicación de los hemisferios cerebrales, el hemisferio Izquierdo y el derecho. Esta comunicación entre la mente racional (H. Izquierdo) y la mente inconsciente (H.Derecho) nos permite encontrar los conflictos emocionales que permanecen atrapados en el inconsciente para ser liberados, sanados, comprendidos, aceptados, perdonados, y finalmente reconstruidos.

La sanación es un proceso que requiere de todas estas fases. Una vez que hemos encontrado el núcleo del conflicto  emocional en estados ampliados de conciencia, necesitamos vivenciar lo que en su momento tuvimos que vivir, al vivenciarlo de nuevo tomamos conciencia de ello, al tomar conciencia de ello y expresarlo lo liberamos. La liberación de estas emociones reprimidas, es la principal causa que nos ayuda a sanar, pero como parte de un proceso más completo también se hace necesario la comprensión consciente de lo que paso, al comprenderlo, podemos aceptarlo y perdonarlo. El perdón es fundamental y necesario para poder soltar definitivamente todo aquello que un día en nuestro pasado tuvimos que vivir. Una vez vivenciado, comprendido, aceptado y perdonado, realizamos otra fase de la sanación que es tomar conciencia de como esa historia vivida nos ha afectado durante nuestra vida, como nos a condicionado, como nos ha limitado, para qué nos ha servido. El último paso es la reconstrucción. En estado de ondas Theta, en Estados Ampliados de Conciencia, volvemos a vivir la historia, pero esta vez visualizaremos la historia como nosotros queramos, con nuevos sentimientos, con emociones positivas, y reinventado ese capítulo de nuestra vida de una forma nueva y creativa.. Así grabaremos en nuestro inconsciente una historia más feliz, más agradable, más positiva,más armoniosa.Esta nueva memoria cambia la carga emocional antigua que ya ha sido liberada por otra carga emocional más positiva, esto hace que este nuevo recuerdo nos afecte en nuestro presente de una forma más constructiva. Es en esta fase de la sesión que se produce lo que llamamos la neuro plasticidad. La neuro plasticidad es la capacidad que tiene el cerebro de realizar cambios en los circuitos neuronales cerebrales. En los Estados Ampliados de Conciencia, en ondas Theta, la capacidad de neuro plasticidad aumenta considerablemente lo cual nos proporciona una herramienta muy útil para reemplazar los circuitos neuronales de aprendizajes negativos por otros circuitos neuronales con una carga emocional asociada más positiva. Estos cambios en los esquemas mentales inconscientes proporcionan una mayor felicidad, más libertad y una mayor calidad de nuestra vida.

Cuando buscamos las posibles causas emocionales de los síntomas o enfermedades que nuestros clientes vienen a resolver, estas causas emocionales las podemos encontrar en las siguientes etapas de la evolución de un individuo:

• En la infancia.

La infancia es una etapa muy importante en la evolución de un individuo. Cuando un bebe nace solo tiene desarrollado el hemisferio cerebral derecho. Este hemisferio es el del inconsciente, las emociones, los sentimientos, la creatividad, espiritualidad, etc. En el recién nacido no está desarrollado el hemisferio izquierdo, que es el de la razón, el pensamiento analítico, el que pone nombre a las cosas, y crea la ilusión de la separación, etc Él bebe es un mundo muy diferente al del adulto, mucho más sensible donde la neuroplasticidad cerebral es muy rápida. Los bebes absorben todo lo que está a su alrededor y se le forman circuitos neuronales con mucha facilidad y rápidamente. Los impactos emocionales les afecta mucho, cuando un bebe le llega un impacto emocional fuerte, no sabe lo que está pasando, no sabe cómo manejarlo, siente miedo y le bloquea rápidamente. Esto es así porque al no disponer de su hemisferio izquierdo desarrollado, no puede razonar, interpretar y manejar esas emociones como lo podemos hacer los adultos. En las edades comprendidas de los 0 a los 5 años, todo les afecta mucho de tal manera que los impactos emocionales les pueden causar bloqueos emocionales que se quedan atrapados en el inconsciente formándose así un patrón de supervivencia.

• En el nacimiento.

El nacimiento también es importante en la vida de un individuo. No es lo mismo un nacimiento fluido, normal, que todo vaya bien y armónicamente, que un nacimiento que se complica, que sea lento, dificultoso, con boxes, con cesáreas, que él bebe nazca de culo, por los pies, etc

Un nacimiento complicado puede traumatizar al bebe, quedándose estas emociones atrapadas en el inconsciente y ocasionando patrones de supervivencias que condicionan nuestra vida hasta que somos capaces de localizar y liberar tales emociones. El nacimiento deja su marca en la mente y en la conciencia de un individuo.

Con la TRR podemos regresar al momento del nacimiento para volver a vivenciarlo y así tomar conciencia de todo lo que nos sucedió, de cómo lo vivimos y podemos liberar las emociones bloqueadas y reconstruir un nuevo nacimiento, recreando una nueva historia, creando nuevos circuitos neuronales asociados a emociones, pensamientos y sentimientos más positivos y armoniosos. Nos permitirá mejorar la calidad de nuestra vida.

• En la vida intrauterina.

Los nueve meses de gestación, son muy importantes en la vida de un individuo. El embrión tiene conciencia a las pocas semanas de su gestación. Los estados anímicos y emocionales de la madre afectan al embrión. El embrión no dispone del hemisferio izquierdo en estas etapas de su desarrollo, lo cual hace que tenga que vivir las emociones tal como le llegan de su madre. La madre y el embrión están conectados por el cordón umbilical, lo cual al embrión le llega y le atraviesa toda la vida emocional de su madre, sus miedos, carencias, sus pensamientos, y la visión del mundo tal como lo percibe su madre.
Si la madre tiene emociones positivas y un estado anímico normal, entonces todo se desarrolla con normalidad. Pero cuando la madre sufre de depresiones, malos tratos, tiene miedos, por diversas causas, estos se los transmite al embrión perjudicándole en el desarrollo de sus células, órganos y sistemas. También influye si el bebe es rechazado, no aceptado, no es bien recibido. Todo esto les afecta y el embrión tiene que crear patrones de supervivencia para poder sobre vivir o defenderse. Estos patrones de supervivencia se convierten es patrones de comportamiento que repetimos de manera inconsciente, y en piloto automático el resto de nuestra vida sin reconocer conscientemente cuáles son sus causas.

Desde la TRR podemos regresar a la etapa intrauterina, vivenciar nuestra experiencia, liberar las emociones bloqueadas, detectar los patrones de supervivencia y reconstruir una nueva experiencia para crear nuevos patrones de vivencia que nos permitan cambiar y mejorarla calidad de nuestra vida. A través de la neuroplasticidad podemos modificar los circuitos neuronales con una carga emocional negativa por otros con una carga emocional más agradable.

• En el espacio entre vidas.

En la psicología transpersonal, se establece que el ser humano no es un simple cuerpo físico, sino que su estructura es mucho más compleja de lo que en un principio parece. El ser humano es un sistema de cuerpos energéticos, cuya vibración corresponde cada uno a un plano de conciencia diferente. La muerte física no es el final de la existencia sino un punto y seguido. Después de la muerte física el alma abandona el cuerpo físico y continuamos nuestra evolución con nuestro cuerpo astral y el resto de cuerpos energéticos, los cuales se separan del físico. Algunas tradiciones espirituales afirman que entre encarnación y encarnación el alma reside en lo que se llama el espacio entre vidas. En estos planos de conciencia del espacio entre vidas el alma se prepara y elabora un plan para evolucionar. Nacemos con un propósito de aprendizajes para el alma, que al nacer se nos olvida.

A veces es posible en los estados ampliados de conciencia acceder a estos espacios entre vidas que está en nuestro inconsciente, logrando así recuperar el conocimiento, las lecciones aprendidas en las últimas encarnaciones, y los errores que se cometieron. Podremos recordar el plan evolutivo que nosotros mismos diseñamos antes de nacer para las lecciones que necesitamos aprender. El recordar nuestro plan nos permite aprovechar mejor las oportunidades que se representan en esta encarnación para nuestro crecimiento del alma. Este conocimiento es una auto guía personal que surge de nuestro interior.

• En las supuestas vidas pasadas.

La psicología traspersonal, la mayoría de las tradiciones espirituales, y un tercio de la población del mundo cree en la reencarnación. La TRR no afirma ni descarta esta posibilidad, por esto hablamos de supuestas vidas pasadas. Es un hecho que, a lo largo de nuestra experiencia en el trabajo con la mente y la conciencia, en numerosas ocasiones es necesario trabajar las supuestas vidas pasadas para encontrar el núcleo traumático de nuestros clientes. Al aflorar el recuerdo inconsciente de una supuesta vida pasada, al vivenciar la historia, al liberar las emociones reprimidas, y bloqueadas, las personas se sienten mejor, eliminándose así las causas de las emociones reprimidas en el inconsciente que estaban provocando los síntomas o trastornos del individuo. Por lo tanto, funciona.

Nuestro posicionamiento con respecto a si existe la reencarnación es neutro. No imponemos nuestras creencias a nuestros clientes. Trabajamos con la creencia de nuestros clientes. Nunca imponemos a nuestros clientes lo que deben creer. La TRR no busca respuestas sino resultados. Buscamos el bienestar físico, emocional, mental, y espiritual de ser humano.

• Regresiones y progresiones.

A través de la mente podemos viajar al pasado en lo que llamamos una regresión. También podemos viajar al futuro mediante lo que se llama una progresión. Esto solo es posible cuando nos encontramos en los Estados Ampliados de Conciencia, ¿para qué sirve una progresión?

Una vez que el consultante ha realizado todo el proceso completo de sesiones de TRR y ha logrado la liberación de las emociones bloqueadas, la comprension de su historia de vida, la reconstrucción de los patrones de supervivencia, y tiene su plan de futuro para realizar usamos la progresión solo para anclar y hacer más firme los proyectos de futuro que tiene nuestro cliente para sí mismo. Al progresar la mente hacia el futuro cercano, al visualizarlo, vivirlo, sentirlo en Estados Ampliados de Conciencia, existe una mayor probabilidad de que se pueda manifestar en su vida física. Es un recurso para garantizar que hemos echo un buen trabajo en TRR y que afianza los resultados.

DIRECCIÓN

Calle Pedrín Benjumea Durán nº 2, 14700 Palma del Rio, Cordoba.

TELEFONO

+34 644 296 782

Email

info@sanacionorientativa.com
salvador@sanacionorientativa.com

«Síguenos en redes sociales«